viernes, 10 de febrero de 2012

OFICIAL DEL REGIMIENTO NO. 1 DE CABALLERÍA DE LA PROVINCIA DE LA RIOJA, 1829 (TERCERA PARTE)


Tercera Parte

Seguimos. Hablábamos del Regimiento No. 1 de Los Llanos de La Rioja.

En cuanto a su conformación, se pueden encontrar algunas referencias. En carta de Quiroga a José Ramón Álvarez, de fecha 4 de julio de 1827, al día siguiente de la batalla de Rincón de Valladares, Quiroga manifiesta que “doscientos y pico de hombres muertos de los enemigos son el comprobante del valor del primero y tercer Escuadrón de Caballería de Los Llanos”. Se deduce entonces que el regimiento de Los Llanos se componía a esa fecha de al menos tres escuadrones, el segundo quizás habría quedado en reserva en La Rioja.

En sus memorias, Lamadrid menciona que, en la batalla de El Tala, Quiroga venía con 800 hombres de caballería y que en el momento decisivo del combate el mismo Quiroga carga al frente de 200 jinetes, con toda seguridad sus llanistos, es decir, todos del Regimiento No. 1 de Los Llanos.

Por aquellas fechas, la conformación de los regimientos de caballería solía ser de dos a cuatro escuadrones, cada escuadrón compuesto de dos compañías de alrededor de 100 hombres cada una, lo que daba un total de aproximadamente 200 hombres por escuadrón.

Existen varias versiones sobre el número de las fuerzas federales presentes en la batalla de La Tablada. Por un lado, el propio Quiroga en carta a Estanislao López de fecha 5 de junio de 1829, pocos días antes de la batalla, informa que penetra en el territorio de la provincia de Córdoba con 1.200 hombres de La Rioja y 600 de Catamarca.

Por su parte, el General José María Paz en sus memorias habla de 5.000 hombres, 700 de infantería y el resto de caballería. Eso dejaría unos 4.300 hombres en el campo el día de la batalla, pues la infantería federal permaneció en la ciudad de Córdoba.

Finalmente, Lamadrid en sus memorias afirma que Quiroga tenía en el campo de batalla 3.000 hombres de caballería.

La cifra generalmente repetida por los historiadores contemporáneos a la batalla y aún actuales, es la de 5.000 hombres que da el General Paz. Sus memorias estuvieron durante el siglo XIX y buena parte del siglo XX rodeadas de un áurea de prestigio y se las consideró incuestionables por buena parte de la historiografía. Hoy sabemos que, si bien constituyen un valiosísimo aporte para el conocimiento de los hechos que allí se narran, no carecen de errores y aún de exageraciones y distorsiones más o menos deliberadas, fruto de la pasión y en ocasiones de la autojustificación (en defensa de Paz podemos decir que prácticamente ninguna obra de este tipo carece de estos defectos).

A mi juicio, la cifra de 5.000 hombres atribuida por Paz al ejército de Quiroga es claramente exagerada. Es imposible saber si ello se debe a un error de memoria (recuérdese que Paz escribe muchos años después de los sucesos) o a una deliberada exageración para enaltecer aún más su triunfo.

A poco que se analice la capacidad de movilización militar de las provincias federales aliadas que intervinieron en el combate, La Rioja, Mendoza, Catamarca, San Luis y Córdoba, se advertirá lo imposible de esa cifra.

Respecto de La Rioja, el censo de 1814 arrojaba para la provincia una población de 14.092 habitantes. El partido más numeroso era el de Arauco, con 3.892 individuos (según el censo de 1807), de los cuales aproximadamente la mitad eran varones y la otra mitad mujeres. El partido de Los Llanos alcanzaba más o menos para esa misma época unas 3.568 personas. Es interesante señalar que según un informe del 31 de agosto de 1811 las milicias de La Rioja apenas pasaban de 2.000 hombres. Es decir, sobre un total de poco más de 14.000 habitantes, la provincia podía disponer de 2.000 hombres como máximo.

En la práctica, pocas veces hubo más de 1.500 riojanos sobre las armas en una campaña. Recordemos que en 1820, la provincia pudo alistar apenas 800 hombres para hacer frente a los sublevados del Regimiento No. 1 de los Andes que invadían su territorio.

En consecuencia, es claro que hay que creer a Quiroga cuando dice en 1829 que invadió la provincia de Córdoba con 1.200 riojanos. Esta fue la fuerza riojana que intervino en la campaña de La Tablada.

Continuará…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada